Cómo aislar una pared ahorrando en la factura de la luz

Cómo aislar una pared ahorrando en la factura de la luz

Vivir en lugares de temperaturas extremas, cercanos a vías de trenes o aeropuertos son algunos de los factores que más inciden cuando los propietarios buscan soluciones sobre cómo aislar una pared para que la vivienda se mantenga en niveles térmicos óptimos y con una contaminación acústica mínima.

Claves sobre cómo aislar una pared

A la hora de establecer los pasos de cómo aislar una pared, los métodos más innovadores consiguen un aislamiento muy eficiente desde el punto de vista térmico y acústico.

Las soluciones para lograr un aislamiento térmico eficaz pasan por instalar una tabiquería especial, ya que consiguen evitar problemas de humedad y la transmisión de calor o frío del interior al exterior y viceversa.

El aislamiento térmico a través de estas medidas logra también un considerable ahorro en la factura de la electricidad, ya que se reduciría el uso del aire acondicionado en verano y de la calefacción en invierno.

La tabiquería específica logra reducir así el gasto por la resistencia térmica que tiene y la baja conductividad, que mantendrá una temperatura agradable en todo momento en las instalaciones.

Son una excelente opción porque rompen los puentes térmicos existentes, además de actuar como aislamiento acústico de las paredes de las estancias de la casa o local.

Así, en caso de que vivas en una zona en la que los niveles de decibelios sean elevados, ya sea por medios de transporte ruidosos, obras constantes o, simplemente, vecinos ruidosos, lo mejor es optar por esta solución.

Cómo son los aislamientos de tabiques

Entre las características de estos aislantes, pueden destacar las siguientes:

  • Baja conductividad térmica, que evita la transmisión de calor.
  • Rompen los puentes térmicos que ya existen en las paredes.
  • No requieren mantenimiento.
  • Consigue impedir la aparición de condensaciones, humedad, moho, hongos, etc.
  • Su durabilidad es muy elevada.
  • Fácil instalación.
  • Material no inflamable.

Estos son algunos de los aspectos más destacados que debe llevar a los propietarios a recurrir a estas acciones con el fin de garantizar la tranquilidad en el interior de estas instalaciones.

Cómo aislar una pared sin obras

La opción de conseguir un aislamiento sin necesidad de recurrir a grandes obras está en las placas machihembradas de poliestireno extruido, que cuentan con unos 3 cm de espesor, las cuales se pegan o atornillan directamente sobre el soporte, ya sea la pared o el techo en el caso de que también se estime oportuno.

Encima del mismo se deberá instalar un revestimiento fino, como placas de cartón yeso o frisos de madera.

Una de las mayores preocupaciones de quienes habitan una casa son los ruidos que proceden del exterior, incluidas las obras de vecinos, por lo que cada vez se dan más solicitudes de cómo aislar una pared.

La mejor opción para garantizar un aislamiento eficiente y profesional es recurrir a una empresa de reformas integrales, que te ofrecerá las mejores soluciones adaptadas al caso específico de cada inmueble, consiguiendo así un importante ahorro energético que incidirá en una mayor calidad de vida en tus momentos en casa.

Share "Cómo aislar una pared ahorrando en la factura de la luz" via:

Aún no hay comentarios.

Deja tu mensaje